lunes, 11 de febrero de 2013

La educación ha perdido el monopolio en la transmisión de conocimientos y corre el riesgo de perder toda la relevancia. Nadal opina que, por primera vez en la historia, el sistema educativo no responde a la realidad de su tiempo. Ya no tiene sentido formar solo en contenidos. Nuestro mundo va a cambiar tanto en los próximos 30 años que las aptitudes serán lo único que quede de su aprendizaje.
Sin embargo, ante las transformaciones que actualmente se están dando en todos los ámbitos de la vida social y en el mundo en general, puede darse un giro cualitativo y cuantitativo tanto a los objetivos como a los contenidos de la educación, para adecuarla al mundo en transformación y orientarla en conformidad con los objetivos generales de una sociedad que se pretenda. Obviamente el contexto sociopolítico, la visión de sociedad que se tenga y las condiciones concretas de existencia orientarán los objetivos y contenidos de la educación actual y del futuro.
Puede afirmarse también que la educación condiciona, no mecánica ni casualmente, las perspectivas y conformación del mundo futuro. En este juego de condicionante y condicionada se procederá al análisis de la educación en las tres obras de los autores mencionados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario