sábado, 3 de diciembre de 2016

P.D.: No esperes

Nos pasamos la vida entera esperando a que nuestro sueño se haga realidad, a que un héroe nos salve, esperamos a un eclipse de sol, esperamos un diez en mates, esperamos y no dejamos de esperar demasiado tiempo para un segundo. Pensamos y nos imaginamos durante años cómo será ese beso que tanto ansiamos y que nos ha dejado con  insomnio miles de noches...Hasta que llega, te roza, te besa, el tiempo se para, se queda en el aire así con suspense. Pasa el tiempo, las horas, los años hasta que por fin nos soltamos y nos damos cuenta de que ese beso duró únicamente un apasionante segundo.

Dicen que el tiempo es oro, pero nosotros todavía no lo hemos asimilado. Lo perdemos sin hacer absolutamente nada, únicamente mirando un pared blanca o el techo de la habitación fantaseando con hechos que ni siquiera sabemos si lo serán. Tampoco tenemos en cuenta que no existe ninguna "bolita mágica" con la que adivinar el futuro, entonces, ¿Para que emplear tanto tiempo razonando sin crear? 

Además esto de esperar tiene sus desventajas: si esperas mucho, te ilusionas mucho y si no llega, duele mucho, y vivir no es no es eso. Tampoco observamos todo lo que pasa mientras esperamos, todos los pájaros que vuelan y no vemos, todas las fiestas que negamos, todas las tormentas que no disfrutamos, los viajes que perdemos... 

Después de esto, sólo quería deciros, que cuando no esperas, ese es el momento perfecto.





2 comentarios:

  1. Me gusta mucho la forma en la que escribes y lo que dices. Todos sabemos que el tiempo juega en nuestra contra y no somos los que precisamente podemos ganar.

    ResponderEliminar
  2. profundas palabras con un gran significado detras
    llevas mucha razon nadie puede luchar contra el tiempo y siempre que pasa un segundo tal vez es un segundo que desperdiciamos y no somos conscientes de que el tiempo no se detiene, no espera a nadie.

    ResponderEliminar